Laura Borao Moreno Profesora de Secundaria, Jefa de Departamento de Lenguas Vernáculas y escritora.

Instagram y Twitter: @LauraBorao

Facebook: Laura Borao

www.lauraborao.com

www.lauraborao.com/blog.html

¿Qué es lo más importante cuando te conviertes en padre/madre? ¿Qué es lo que deseas para tu hijo? Ambas cuestiones tienen una misma respuesta, su felicidad.

Si esas mismas cuestiones las planteas a un profesor, (seguramente) te responderá de igual manera. Nos convertimos en los “papás del cole”, adquirimos un compromiso que llevamos a cabo desde el amor, en el sentido amplio de la palabra. Por tanto, tenemos más en común de lo que (a muchos) les gustaría.

En el momento en el que unos padres eligen un centro, todos, padres y escuela, nos convertimos en una “familia educativa” bien avenida… O eso intentamos porque para que esta unión funcione debe existir una confianza plena, comunicación y respeto entre sus protagonistas, poniendo ambos de nuestra parte.

Tenemos la responsabilidad de educar a sus Hijos/Alumnos. Depende de la relación que tengamos entre nosotros, mermará o no en nuestros menores. Por esa simple (o no tanto) razón debemos esforzarnos por ser una familia bien sólida y que nuestros hijos/alumnos sean conscientes que llevamos la misma línea educativa. Esto les ayudará a adquirir sus propias responsabilidades.

 

Cuando se decide tener familia, una de las mayores preocupaciones de los padres es la educación de sus hijos. Por eso, en general, cuesta tanto elegir el centro más idóneo para que les acompañen en su educación. Es una gran responsabilidad.

¿Dejarían con cualquiera a su hijo? Después de darle tantas vueltas, ¿se limitarían a recogerlos a una hora concreta sin más, sin importarles qué ha ocurrido durante esas horas? ¿Realmente quieren mantenerse al margen? Y como profesor ¿no es mejor forjar una alianza que beneficie al alumno sin sentirnos que la familia se inmiscuye en nuestro trabajo? ¿Por qué hacer ese esfuerzo? Por Ellos.

¿Qué no haríamos por nuestro hijo/alumno? Nuestra lucha siempre es por su bienestar, por su felicidad.

 

Hace un tiempo era en casa donde exclusivamente se encargaba de la socialización de los hijos y al colegio le quedaba la tarea del aprendizaje de contenidos. Poco a poco esta labor dejó de estar tan delimitada, desaparecieron las fronteras y actualmente la escuela comparte ese aprendizaje con las familias. ¿Se siente la escuela incapacitada para educar a sus alumnos en solitario? En absoluto, simplemente es que su misión como institución es la misma que la de las familias: el bienestar, en todos los sentidos, de sus hijos (nuestros alumnos); crear personas que sepan desenvolverse en un futuro.

Entonces, ¿por qué hacer el camino en solitario? Si miras a tu lado, sí, abres la mente, achina los ojos, enfoca porque está junto a ti. Encontrarás a la escuela o a la familia de la persona a la que le estás cogiendo la mano. Sé consciente que está (estamos) ahí, que juntos el camino es mucho más sencillo.

El diálogo y el respeto mutuo son imprescindibles para su educación y una muestra de maduración que les servirán de ejemplo para su futuro más próximo.

 

Los discentes se pasan entre seis y diez horas en los colegios, dependiendo de la hora de guardería, el comedor y las extraescolares que cada familia utiliza según sus necesidades. ¿Somos capaces de no confiar en las personas que están todo ese tiempo con nuestros hijos? ¿Nos limitamos a escoger la mejor opción como centro pero luego no nos implicamos en la labor conjunta de educar a nuestros hijos? O por otro lado, como profesor, ¿invitamos a las familias a colaborar en nuestra labor? ¿De qué tenemos miedo? ¿De qué nos juzguen? Ellos nos eligieron, pusieron la confianza en nosotros… Correspondámosles.

 

¿Quién dijo que era fácil?

No podemos olvidarnos que esos alumnos, esos hijos, pueden ser nuestros médicos, arquitectos, policías, mecánicos y charcuteros el día de mañana. Sintámonos orgullosos de haber participado, colaborado y apoyado en esa labor.

Laura Borao Moreno

 

 

Pin It on Pinterest

Share This

Descarga tu libro digital

Descarga el libro digital "Triunfar en las oposiciones a maestro es fácil si sabes cómo" (51 páginas)

Únete a nuestra lista de correo para recibir nuevos artículos del blog. También recibirás información sobre cursos de preparación de oposiciones y cursos homologados para baremos, sexenios y concurso de traslados. 

En cualquier momento podrás anular la suscripción.

¡Te has suscrito correctamente!