Seguro que has pedido alguna vez a tus alumnos que te contaran de qué trata una película que han visto, o quizás un libro que han leído. Habrás comprobado que la diferencia entre las explicaciones de unos y otros pueden ser abismales desde una edad muy temprana. ¿A qué se debe esto? ¿Es una cuestión de madurez? ¿Falta de vocabulario adecuado, quizás? Probablemente tengas en clase a niños que son capaces de identificar la ida principal junto a otros que simplemente no pueden hacerlo aun.

¿Cómo potenciar que todos los alumnos puedan separar, como suele decirse, el grano de la paja?

En este artículo nos centramos en la forma de favorecer que todos los alumnos reconozcan cual es la idea principal de un texto informativo.

 

Error común

El error más común de los alumnos es que tienen dificultad para identificar la idea principal de un texto descriptivo y, a menudo,  solo pueden identificar pequeños detalles que no hacen sino sustentar la idea principal, pero no constituyen en ningún caso la idea principal del texto. Al oírlos resumir un texto que han leído parece que para ellos toda la información tiene la misma importancia y no consiguen organizar la información en varios rangos de importancia.

 

Fomenta el debate

Cuando hablamos con nuestros alumnos sobre lo que han entendido de un texto descriptivo podemos hacer preguntas para generar un debate de este tipo. Lo ideal es organizar a los alumnos en grupos de 4 a 8 alumnos definidos por niveles de lectura para poder tener debates realmente productivos.

  • ¿Cual es el tema principal tratado en este texto?

Una buena analogía sería que hicieran un resumen de un documental en un par de frases. Seguro que entienden que hay una idea principal que subyace a todo texto y aunque en ocasiones no viene explícitamente escrita, podemos identificarla con algo de esfuerzo.

  • ¿Qué quiere el autor que aprendamos sobre este tema?

Al ponerse en el lugar del autor harán por entender los motivos por los que escribe y llegarán a la idea principal que quiere transmitir a sus lectores. De paso, conseguirás que tus alumnos empiecen a pensar como pequeños autores en potencia.

  • Encuentra tres detalles en el texto que apoyan la idea principal

No es malo que los alumnos identifiquen detalles en el texto, aunque no constituyan la idea principal. Con un ejercicio de comparación podrán llegar a la conclusión de que esos tres detalles apoyan una idea principal que subyace en el texto informativo. En este sentido, es positivo ayudarles con un esquema u organizador gráfico en el que la idea principal ocupa el centro del dibujo, mientras que los detalles son periféricos. Una mesa con cuatro patas, o una banqueta con tres son esquemas sencillos, fáciles de entender ¡y de dibujar!

  • ¿De qué forma ayuda la organización de este texto a identificar la idea principal?

En ocasiones podemos identificar la idea principal porque se menciona en la introducción del texto. Incluso puede aparecer repetida, con otras palabras, en la conclusión. Si los alumnos pueden identificar cómo está estructurado el texto, encontrarán con mayor facilidad la idea principal.

 

Características de la idea principal.

En este sencillo esquema tienes las características de la idea principal de un texto informativo.

¿Ya estás listo para pedir a tus alumnos que identifiquen la idea principal del texto?

Prueba a tener una conversación en estos términos con tus alumnos, si es posible en grupo pequeño, tras leer un texto informativo y cuéntanos tu experiencia.

 

Pin It on Pinterest

Share This
Suscríbete a nuestra lista de correo

Suscríbete a nuestra lista de correo

¿Quieres recibir gratuitamente todos nuestros artículos?

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias, cursos y material exclusivo para la preparación de oposiciones.

En cualquier momento podrás anular la suscripción.

¡Te has suscrito correctamente!